Cómo usar una Pulidora

como usar una pulidora

Cuando se trata de un acabado perfecto en superficies irregulares, afilado de un borde, el corte de metales o dar brillo a la pintura del coche, el uso de una pulidora es indispensable. Es una útil herramienta no sólo en el área industrial, sino también en el hogar. En esta entrada, descubre cómo usar una pulidora de forma correcta para lograr un resultado perfecto. 

La pulidora es un artefacto eléctrico usado, como su nombre lo indica, para pulir algunas superficies. Se considera una importante herramienta de trabajo ya que sirve para trabajar sobre madera, cemento, metal, acero, piedra, granito, entre otras áreas. Su labor consiste en eliminar daño, hacer restauraciones y reparar los arañazos que sufren algunas superficies. 

Parte de su eficacia radica en el hecho de que trabaja con entre 2.500 y 6.800 revoluciones por minuto (RPM). Sirve para eliminar los desperfectos que quedan en proyectos de tipo industrial, especialmente en el rango vehicular y de construcción. A nivel doméstico, sirve para dar un acabado profesional a proyectos pequeños y restauraciones.

Tipos de pulidoras

En el mercado existen distintos tipos de pulidoras, cada una con cualidades específicas según el tipo de acción que ejercen. Sin embargo, dentro de los mecanismos más comunes se pueden encontrar:

  • Rotativa: Dentro de la familia de las pulidoras es la más usada y preferidas por manos expertas. Como lo indica su nombre, sus giros a elevadas revoluciones son exclusivamente en forma de círculo. Se caracteriza por ofrecer un acabado perfecto.
  • Orbital: En este tipo de pulidora el giro del disco no es sólo circular, sino también de forma elíptica. Gracias a ello, el impacto en el trabajo es mucho menor con respecto a otros modelos. No requiere ser usada por un profesional, lo que significa dedicar más tiempo a obtener el acabado deseado.
  • Pulidora Manual: Esta herramienta es una combinación de potencia y rapidez en el acabado y durabilidad. Además, por su tamaño y agarre es posible llegar a los lugares de difícil acceso. Es un equipo eficiente, dinámico, y variará en función del material y el área de desempeño.
  • De madera: Este tipo de pulidora es menos potente para el cuidadoso manejo de la madera, un material poco resistente. Por ello, se debe usar de forma correcta para evitar daños en la estructura.

Para cada labor de restauración, corte y eliminación de partículas sobrantes existe una pulidora. Las opciones van desde pulida para los faros de un coche, hasta la eliminación de hormigón en una construcción.

Cómo utilizar una pulidora de forma eficiente

En su composición toda pulidora tiene un mango de fácil agarre y una carcasa de metal que protege el interior de partículas. Además, cuenta con un disco, cuyo nivel de abrasión dependerá de la superficie a trabajar. En los distintos casos, la forma de uso más frecuente se puede resumir de la siguiente manera:

Prepara la superficie a pulir

Antes de empezar a pasar la pulidora, es importante dejar la superficie apta para su uso. Por ejemplo, al saber cómo usar la pulidora para coches debes tener presente que la superficie debe estar limpia y seca. Además, es muy probable que sea necesaria la aplicación de alguna pasta que facilite el trabajo.

Puesta en marcha de la pulidora

Dependiendo del tipo de pulidora, es necesario tener un buen agarre. Es importante tomar el cuerpo del equipo con las dos manos, con una el mango y con la otra el gatillo, vigilando siempre que la protección quede hacia arriba para evitar accidentes. Una vez asegurado este punto, puedes encender el equipo colocándolo en forma horizontal, cortando o puliendo con el borde del disco. 

Movimientos recomendados

Es probable que debas ejercer un poco de presión para garantizar el acabado. Sin embargo, esta debe ser muy poca y es una acción que se reduce a medida que se obtienen resultados. Los movimientos deben ser de arriba/abajo, izquierda/derecha y finalmente en diagonal para terminar. 

Para culminar, es importante despegar de la superficie trabajada y, en ese momento, apagar. De esta manera, se evitan riesgos de salto o daño de la superficie. 

Mantenimiento

Otro aspecto de importancia al saber cómo usar una pulidora eléctrica, neumática o de aluminio es el mantenimiento. Luego de usarla, es indispensable retirar todo tipo de virutas y polvo que haya quedado atrapado con un paño seco. Se debe guardar en un lugar limpio y seco. 

Además, cada cierto tiempo prudencial, se debe hacer una limpieza profunda, engrasado y reemplazo de piezas que pudieran afectar la vida útil. 

Recomendaciones para usar la pulidora correctamente

El uso de esta herramienta no debe ser considerado de impacto menor, ya que un mal uso puede traer consecuencias graves. Para ello, es necesario repasar recomendaciones de seguridad que ayuden a evitar accidentes. Dentro de las más destacadas se encuentran: 

  • Antes de cualquier manipulación de la pulidora conviene leer las especificaciones del fabricante. Suministrar el voltaje correcto, colocar el disco y usar los accesorios adecuados puede marcar la diferencia.
  • No se recomienda el uso en caso de principiantes. Si la vas a usar por primera vez, la recomendación es hacerlo en presencia de alguien experimentado.
  • Asegúrate que la fuente de poder eléctrica no esté en contacto con humedad. Vigilar el estado de los suelos en el área de trabajo es de gran importancia ya que previene riesgos de accidentes.
  • Cerciórate de que el área de trabajo tenga ventilación y que no exista el riesgo de trabajar cerca de fugas de gas u otro catalizador volátil. En el caso de la vestimenta, evita ropa holgada, pulseras, relojes y otro elemento que interfiera con el trabajo.
  • Ajusta los discos de la pulidora de forma consciente y asegúralos antes de comenzar a pulir. En especial atención con las neumáticas. Usa casco, guantes, pechera, mascarillas o lentes de protección.

En conclusión, saber cómo usar la pulidora de mármol, de metal, eléctrica o neumática implica seguridad y conocimiento. Lo ideal es ser supervisado por un profesional hasta lograr la correcta manipulación del equipo. De esta manera, se puede convertir en un excelente ayudante a nivel industrial o doméstico.

También te puede interesar...

Diferencia de Pulidoras con otras Herramientas Eléctricas
Partes de una Pulidora

Deja un comentario